Cómo recuperar el suelo pélvico en el postparto

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin

El suelo pélvico es una de las partes del cuerpo más importantes pero, irónicamente, también es una de las más desconocidas. De hecho, muchas mujeres caen en la cuenta de su importancia después del embarazo, cuando se ha debilitado y eso ha dado lugar a otros problemas, como incontinencia urinaria o vaginismo, entre muchos otros. Estos problemas afectan directamente a otros aspectos de nuestra vida diaria, como lo es la autoestima.

Por suerte, es posible recuperar el suelo pélvico en el postparto, tras el embarazo. Para ello existen una serie de técnicas y ejercicios destinados a fortalecer el suelo pélvico, para que éste vuelva a cumplir con sus funciones de forma eficiente. ¿Quieres saber cómo? ¡Pues sigue leyendo!

¿Qué es el suelo pélvico?

El suelo pélvico es aquel que sustenta algunos de los órganos más importantes del cuerpo humano, como el intestino delgado, la vejiga, el útero y el recto. Si esa sujeción falla puede dar lugar a incontinencia urinaria y/o fecal.

¿Qué pasa con el suelo pélvico durante el embarazo y postparto?

El suelo pélvico es muy vulnerable, por lo que es muy habitual que durante el embarazo y en el postparto se produzcan problemas. De hecho, una de cada tres mujeres sufre pérdidas de orina tras el parto, precisamente porque se debilita el suelo pélvico.

Esto ocurre porque, durante el embarazo, el suelo pélvico se ve sometido a una presión continua, ya que los músculos se ven obligados a soportar el aumento de peso que se genera con el crecimiento del feto. Esta presión hace que el suelo pélvico se estire y se dañe. Además, también se ve alterado por los cambios físicos y hormonales que se producen antes y después del parto.

Por suerte, existen diferentes métodos que ayudan en el proceso de recuperación y rehabilitación del suelo pélvico durante el postparto. Los más comunes son los ejercicios de Kegel, el método 5P y el Winner Flow.

Ejercicios de Kegel para el suelo pélvico: ¿en qué consiste?

Los ejercicios de Kegel suponen un tipo de ejercicios que busca fortalecer los músculos del suelo pélvico. Son unos ejercicios perfectos para quienes padecen incontinencia de esfuerzo, incontinencia urinaria imperiosa o incontinencia fecal.

Realizar ejercicios de Kegel regularmente ayuda a controlar estas incontinencias y los resultados se pueden apreciar al cabo de unas semanas o meses, siempre y cuando se incorporen a la rutina diaria.

El método 5P: ¿qué es?

El método 5P es una técnica para tratar los músculos perineales y fortalecer el suelo pélvico. El método se basa en el uso de un tronco de madera, llamado tronco propioceptivo, con una parte lisa y otra redondeada. Con los pies descalzos, hay que subirse encima del tronco e intentar mantener el equilibrio en la superficie curvada, con las piernas un poco flexionadas y la espalda recta.

Los principales beneficios de la metodología 5P son los siguientes:

  • Mejora la postura: la activación muscular perineal y lumbar facilita una correcta posición.
  • Fortalece la faja abdominal: el tronco permite activar el abdomen.
  • Tonifica el suelo pélvico: ayuda a prevenir y tratar incontinencias, prolapsos o debilidad del suelo pélvico. Es también adecuado para la preparación al parto y para la recuperación en el postparto.
  • Desbloquea el diafragma: el bloqueo del diafragma está relacionado con dolor de espalda y malas posturas que provocan dolor cervical.

Asimismo, el método 5P también previene y entrena estos órganos, especialmente, en el caso de disfunciones del suelo pélvico, como prolapsos pélvicos, incontinencia urinaria, hipotonía perineal, vaginismo, estreñimiento o síndrome miofascial pélvico.

Winner Flow: ¿qué es?

El método 5P se completa con el uso de Winner Flow, un insuflador que sirve para reeducar el abdomen y aprender a controlar la respiración para activar los músculos del suelo pélvico y el abdomen. El uso del Winner Flow fortalece el suelo pélvico, además de tonificar los músculos abdominales.

Fortalece el suelo pélvico con el tronco de propiocepción

El uso del tronco propioceptivo para reeducar el suelo pélvico permite fortalecer las fibras musculares y mejorar el funcionamiento del mismo mediante la reeducación postural y el equilibrio del cuerpo. Básicamente, consiste en realizar unos sencillos ejercicios sobre un cilindro que ayudan a reajustar la posición corporal.

Los ejercicios del método 5P constan de tres niveles que se ejecutan sobre el tronco propioceptivo manteniendo los pies descalzos y separados según la anchura de la cadera, las rodillas algo flexionadas y la espalda recta:

  • Nivel 1: se coloca el tronco propioceptivo con la parte lisa hacia abajo y se mantiene sobre él una postura correcta durante 20 minutos, siempre fijándonos en la respiración.
  • Nivel 2: se cambia la posición del tronco propioceptivo, colocando la parte lisa hacia arriba, y se ejecuta el mismo ejercicio anterior para mantener el equilibrio, procurando mantener una postura correcta. Este ejercicio también abarca 20 minutos.
  • Nivel 3: se ejecutan los ejercicios anteriores, pero moviendo los brazos hacia arriba y hacia abajo, siempre manteniendo la postura y el equilibrio. Lo repetimos durante cinco minutos.

Para apoyarte durante este proceso, en Real Earth Stories te ofrecemos un pack que contiene el tronco propioceptivo y Winner Flow. Ambos instrumentos, en conjunto, te ayudarán a recuperar tu puerto anterior al parto y a quererte a ti misma, reeducando la respiración y fortaleciendo el suelo pélvico.

¿Ya te marchas? Quédate y suscríbete para obtener

10% de descuento
en tu primera compra

Solicitar

Servicio

Puedes escribirnos a tina@realearthstories.es o rellenar este formulario y nos pondremos en contacto contigo.

El código de descuento para tu próxima compra es: 

SUBSCRIBE10

Gracias por suscribirte a nuestra newsletter