La ciencia detrás de una piel sana según Ayurveda

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin

¿Sabías que la piel es un órgano? En concreto, el órgano más grande del cuerpo y aquel que nos protege y nos defiende contra agentes externos. También es la primera en reaccionar ante el estrés y las emociones negativas, que pueden derivar en una piel enferma.

Según Ayurveda, la medicina milenaria de India, para prevenir los daños en nuestra piel debemos darle un cuidado integral no sólo tratándola desde fuera, sino también desde dentro para tener siempre una piel sana y luminosa. A continuación te hablamos sobre ayurveda y la piel:

La piel: el órgano más grande del cuerpo. ¿Cómo funciona?

La piel es el órgano más grande del cuerpo y cubre éste por completo. Sirve como protección contra diferentes agentes externos como la luz, el calor, las lesiones o las infecciones, pero también sirve para lo siguiente:

  • Regula la temperatura del cuerpo.
  • Almacena agua y grasa.
  • Es un órgano sensorial.
  • Impide la pérdida de agua.
  • Impide el ingreso de bacterias.
  • Actúa como barrera entre el organismo y el entorno.

Asimismo, la piel se divide en tres capas con funciones específicas: epidermis, dermis e hipodermis, que es la capa de grasa subcutánea.

Problemas comunes de la piel

Al estar tan expuesta, la piel tiende a sufrir de problemas comunes que pueden ser el resultado tanto de agentes externos como internos, o ambos. Los problemas de la piel suelen aparecer por uno o varios de estos factores:

  • Genética.
  • Hormonas.
  • Infecciones.
  • El frío extremo.
  • La sobreexposición al sol.
  • Problemas del sistema inmunitario.

Estos son los problemas de piel más comunes:

  • Acné: una de las complicaciones más típicas y muy común en la adolescencia, aunque puede ocurrir a cualquier edad. Suele deberse a cambios hormonales.
  • Dermatitis atópica: típica del rostro, las manos, los pies y las arrugas o pliegues de la piel, así como una de las formas más comunes de eczemas observados en niños. Aunque se desconoce su causa exacta, se cree que puede estar relacionada con la genética, el medio ambiente o el sistema inmunitario.
  • Herpes zóster: este tipo de problema también presenta fiebre, fatiga y dolores de cabeza. Es causado por el mismo virus que causa la varicela por lo que, quien ha tenido la varicela, es muy probable que sufra de herpes zóster en algún momento de su vida. Las personas mayores y aquellas que tienen un sistema inmunitario deteriorado son más propensas a padecer de este y otros problemas de la piel más comunes.
  • Urticaria: la urticaria genera ronchas inflamadas y rojizas que causan picos en la piel. Suele deberse a una reacción a medicamentos, alimentos o picaduras de insectos. Es importante consultar con un médico para que la hinchazón no acabe creando problemas más graves, como problemas respiratorios.
  • Piel rosácea: una inflamación crónica de la cara con enrojecimiento, vasos sanguíneos prominentes y espinillas. Se debe a problemas con el sistema inmunitario, de las venas o ambientales.
  • Carcinoma de células basales: el tipo más común de cáncer de piel. Se manifiesta a través de pequeños bultos rojizos, escamosos y con aspecto brillante que suelen aparecer en el cuello, las orejas, la nariz y/o la cabeza.

Las 7 capas de la piel según Ayurveda

Según la Ayurveda, la piel está dividida en siete capas:

  • Avabhasini: lugar de la pigmentación, pecas, manchas, marcas, acné rojo en la cara, donde se asienta la humedad. (epidermis)
  • Lohitha: lugar de los vasos sanguíneos, de la nutrición de la piel y, por tanto, del estado de salud de la misma. (epidermis)
  • Shwetha: donde se encuentra el tejido adiposo, es donde se imparte el color, donde aparecen las grietas, donde la piel se parte, en lesiones como erupciones. Aquí se regula la temperatura. (epidermis)
  • Thamra: la capa de la pigmentación, color cobre rojiza, zona de las manchas blancas, vitíligo y lepra. (epidermis)
  • Vedini: es la capa del sentido del tacto, el sitio de las erisipelas o manchas inflamatorias extendidas y dolorosas. (dermis)
  • Rohini: es el crecimiento y la curación, el lugar de las glándulas (granthi) y los agrandamientos dolorosos, tumores, elefantiasis, quistes, bocio. (dermis)
  • Mamsadhara: adherida al músculo que está debajo, es la más ancha de todas las capas, lugar de las fístulas, las hemorroides y los abscesos. (hipodermis)

Como podemos ver cada capa tiene su función y es necesaria para mantener nuestra piel sana. Es importante que solucionemos la raíz de los problemas de la piel para así prevenir más problemas en distintas capas de la piel. Un desequilibrio en cualquier capa causaría un desequilibrio en nuestros doshas y viceversa.

Por eso ayurveda siempre se enfoca en mantener las 3 doshas en equilibrio a través de una dieta saludable y un cuidado de piel a base de hierbas (el principio es: si no lo puedes ingerir, no deberías ponerlo en la piel).

Las afecciones de la piel más faciles de solucionar siempre son las superficiales: las que estan en Avabhasini y Lohitha. A continuacion te damos unos tips para mantenerla sana:

Tips para mantener una piel sana

Además de mantener una rutina para el cuidado de la piel, si sigues unos consejos básicos mantendrás tu piel sana gracias a un estilo de vida saludable. De este modo, retrasarás el envejecimiento natural de la piel y podrás prevenirte de los principales problemas que hemos mencionado.

Estos son algunos tips para mantener una piel sana:

  • Protégete del sol: una de las formas más importantes para cuidar tu piel es protegerla del sol, ya que si la expones demasiado aparecerán arrugas, manchas de edad y otros problemas, como un aumento del riesgo de cáncer de piel. Para ello, utiliza protector solar, busca lugares con sombra y usa ropa que proteja tu piel de los rayos del sol.
  • No fumes: fumar es uno de los hábitos más peligrosos para la salud en general. Fumar le da a tu piel un aspecto avejentado y forma arrugas, además de darle un aspecto más pálido a la piel y perjudicar a la elasticidad de la piel.
  • Trata tu piel con suavidad: a la hora de limpiar y afeitar tu piel, hazlo con cuidado. Limita la duración del baño, ya que el agua caliente o las duchas y baños prolongados eliminan los aceites naturales de la piel, y evita los jabones fuertes. Aféitate con cuidado y sécate dándote pequeños golpes en el cuerpo para que la piel se mantenga un poco húmeda.
  • Lleva una dieta saludable: comer bien te ayudará a verte y sentirte mejor. Come fruta, verdura, granos integrales y proteínas magras. Una dieta baja en grasas no saludables y carbohidratos procesados o refinados podría promover una piel más joven. También beber mucha agua ayuda a mantener la piel hidratada.
  • Controla el estrés: cuando el estrés se descontrola puede afectar negativamente a tu salud mental y física, desencadenando incluso brotes de acné y problemas cutáneos. Para evitar el estrés duerme bien, organiza tiempo para ti, haz ejercicio, disfruta de tus aficiones y fija límites saludables.

Remedios naturales para la piel: ¿cuáles son los mejores?

Los aceites naturales prensados en frío son muy beneficiosos para la salud de la piel debido a su alto contenido de vitaminas y minerales. Cada aceite tiene una composición natural distinta que sirve para distintas doshas. Un aceite tridosha (para las 3 doshas) es el aceite de argán, cuyas propiedades lo hacen apto para que la piel se mantenga rejuvenecida y bien cuidada, ya que le da elasticidad a la piel. También suaviza los labios agrietados y favorece la cicatrización después del afeitado y la depilación.

Otro aceite tridosha que es muy beneficioso es el aceite de rosa mosqueta, perfecto para aquellas pieles secas, pieles maduras, pieles mixtas y pieles grasas. Este tipo de aceite es un excelente agente regenerador y reparador, por lo que es estupendo para las cicatrices y para combatir el acné en la epidermis.

Recomendamos que prepares una mascarilla facial (lepa) ayurvédica según tu dosha 2  o 3 veces a la semana para mantener la piel sana. Un pack tridosha (para las 3 doshas) que recomendamos es la combinación de 1 cucharada de ghee, 1 de turmerico, 1 de multani mitti y 1 de amla. No dejes que se seque sobre la piel. Aclara la piel con agua fría y aplica un aceite rico en vitamina E (como aceite de argán o aceite de rosa mosqueta) para así reducir el estrés oxidativo y fortalecer la barrera de la piel.

En nuestra tienda online podrás encontrar estos y otros aceites 100% naturales para cuidar tu piel y tu cabello, incluso un kit con cuatro aceites prensados en frío o un kit de maderoterapia facial para facilitar los masajes faciales. Si tienes consultas sobre tu dosha o rutina ayurvédica, puedes ponerte en contacto con nosotros o contratar nuestro servicio de introducción a Ayurveda.

¿Ya te marchas? Quédate y suscríbete para obtener

10% de descuento
en tu primera compra

Solicitar

Servicio

Puedes escribirnos a tina@realearthstories.es o rellenar este formulario y nos pondremos en contacto contigo.

El código de descuento para tu próxima compra es: 

SUBSCRIBE10

Gracias por suscribirte a nuestra newsletter