¿Quieres una piel sin arrugas pero sin tratamientos invasivos?

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin

Aquí te contamos cómo…

Las arrugas en la piel son las principales enemigas estéticas de muchos hombres y mujeres y, aunque se asocian al envejecimiento, no todas se forman de la misma manera: algunas pueden aparecer desde edades tempranas como consecuencia del movimiento de los músculos faciales u otros factores.

La buena noticia es que las arrugas se pueden tratar de tal forma que se vean tan reducidas que resulten prácticamente imperceptibles. Veamos cómo, no sin antes saber un poco más sobre ellas.

¿Qué son las arrugas?

Las arrugas son pliegues en la piel que se forman por la acción de los músculos a causa de los gestos que realizamos a diario.

¿Por qué se forman las arrugas?

A medida que envejecemos, las arrugas se hacen más evidentes por los cambios que se producen en la piel, ya que la epidermis se vuelve más fina y en la dermis disminuye la fabricación de fibras colágenas y elásticas, que se encargan de mantener la piel firme e hidratada. Por su parte, en la hipodermis se aprecia una pérdida del tejido graso, que cimienta la arquitectura de la piel.

Las arrugas también pueden aparecer y/o verse acentuadas por otros factores, principalmente la deshidratación: cuando la piel pierde agua, se vuelve áspera y seca.

Por qué evitar tratamientos invasivos como el bótox

El bótox es el tratamiento rey de la cirugía estética y se utiliza mucho para prevenir o eliminar la aparición de arrugas. Sin embargo, se trata de un proceso cuyos resultados desaparecen con el paso del tiempo, lo que supone una inversión de tiempo y dinero absurda, amén de un riesgo para la salud que no se compensa con los resultados.

El bótox se utiliza para producir rigidez en la musculatura facial, impidiendo que se contraiga o arrugue para, así, prevenir la aparición de arrugas. No obstante, sus efectos en el tiempo son limitados y cada cierto periodo hay que repetir el procedimiento, lo que acaba resultando costoso. Además, conlleva riesgos y efectos secundarios para la salud, como migrañas crónicas, espasticidad, distonía cervical o hiperhidrosis.

¿Qué tratamientos naturales podemos usar contra las arrugas?

Existen algunos remedios naturales para combatir las arrugas:

  • Aceite de oliva: el aceite de oliva es muy beneficioso para la piel dadas sus propiedades hidratantes y su aporte de grasas esenciales. Se puede usar como desmaquillante, por ejemplo.
  • Aceite de jojoba: al igual que el de oliva, sus propiedades hidratantes, sus nutrientes y vitaminas, benefician de forma importante el rostro ayudando a nuestra piel a estar nutrida. También se puede usar como desmaquillante.
  • Aloe vera: el aloe vera es uno de los mejores ingredientes naturales para combatir las arrugas, pues es un regenerador natural que elimina manchas, cicatrices y ayuda a mejorar la apariencia de la piel.
  • Clara de huevo: aplicando clara de huevo en la piel durante 20 minutos y retirándola con agua tibia, notarás una piel más tersa y rejuvenecida en cuestión de días.
  • Alimentos con vitamina E: algunos alimentos ricos en vitamina e, nutrientes y antioxidantes pueden nutrir la piel y mejorar su apariencia. Algunos de estos alimentos son la zanahoria, el aguacate, el pepino o la miel, muy empleados en tratamientos faciales.

Además de los remedios nombrados, existen dos remedios naturales muy efectivos a la hora de combatir las arrugas en la piel: el aceite de argán y el aceite de rosa mosqueta.

Aceite de argán y aceite de rosa mosqueta para combatir las arrugas: ¿cómo funcionan?

Como ya has visto, las arrugas se forman por diversos factores, y uno de ellos es la sequedad de la piel. Pues bien, el aceite de argán es perfecto para pieles secas o con tendencias atópicas, ya que es un aceite con grandes propiedades hidratantes. De hecho, está pensado para tratar problemas cutáneos, entre los que también se incluyen eczemas, irritaciones o quemaduras.

Dadas sus propiedades, el aceite de argán nutre y acondiciona la piel, consiguiendo que ésta sea más suave y esté más sana. También ayuda a producir colágeno, una proteína que une tejidos y órganos para mantener unido el cuerpo; de ahí su uso como tratamiento antiedad. Si hablamos de las arrugas de la cara, el aceite de argán es muy beneficioso ya que proporciona elasticidad a la piel.

Por otro lado, el aceite de rosa mosqueta es rico en antioxidantes naturales como el retinol y vitaminas A, C y E, además de ser también rico en ácidos esenciales como Omega 6 y Omega 3, así como ácido linoleico. Todo esto le confiere características antioxidantes e hidratantes.

Para la cara, se recomienda aplicar aceite de rosa mosqueta de noche para que la piel se restaure mientras duermes. Sólo tienes que echarte dos o tres gotas en tu mano, calentarlas y aplicarlas en la cara con movimientos circulares y ascendentes.

Maderoterapia facial: otra solución para las arrugas

La maderoterapia facial es un tratamiento de masaje no invasivo que se centra en la cara y cuello y combate algunos de los principales enemigos estéticos, como la papada o las arrugas.

Con la ayuda de unas herramientas de madera, la maderoterapia facial es un ritual que rejuvenece o previene el envejecimiento, provocando un efecto lifting muy natural. La acción de estas herramientas de madera tiene efectos internos y externos, visibles y perceptibles desde la primera sesión.

Con la maderoterapia facial puedes reducir y eliminar la papada, disminuir las arrugas y líneas de expresión, dejar la piel más tersa, aumentar la producción de elastina y colágeno, mejorar la circulación sanguínea y conseguir un efecto rejuvenecedor en el rostro.

En Real Earth Stories te ofrecemos un kit de maderoterapia facial con seis herramientas y una toalla de regalo. En este kit se incluye todo lo necesario para que puedas cuidar y rejuvenecer tu rostro. Si quieres saber como hacer los automasajes con maderoterapia facial desde casa puedes ver nuestros videos en nuestro canal de youtube.

¿Qué otros hábitos de vida sana podemos llevar a cabo para tratar las arrugas?

Lo más importante para tratar las arrugas es cambiar algunos hábitos de vida para hacerlos más saludables y, de este modo, poder combatir las arrugas:

  • Incorpora en tu dieta alimentos que sean buenos para la piel y con vitaminas, nutrientes y antioxidantes que eviten el deterioro temprano de la misma.
  • Bebe entre un litro y medio y dos litros de agua al día para mantener tu piel hidratada.
  • Elimina hábitos nocivos como fumar, que favorece la formación de radicales libres y afecta el tono y salud de la piel.
  • Protege tu piel del sol para evitar dañarla con rayos UV y UVA.
¿Ya te marchas? Quédate y suscríbete para obtener

10% de descuento
en tu primera compra

Solicitar

Servicio

Puedes escribirnos a tina@realearthstories.es o rellenar este formulario y nos pondremos en contacto contigo.

El código de descuento para tu próxima compra es: 

SUBSCRIBE10

Gracias por suscribirte a nuestra newsletter