Tips y trucos para reducir la celulitis de verdad

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin

La celulitis es una de las afecciones más odiadas y temidas por las personas, sobre todo por las mujeres. Tanto es así que algunos han aprovechado este temor para inventar mitos respecto a la celulitis y cómo combatirla. Pero ¿qué hay de cierto en ellos?

 

Para averiguarlo, antes tenemos que saber qué es exactamente la celulitis y qué la provoca, y luego ahondar en cuáles son los mejores métodos para combatir la celulitis de forma natural. Vamos a ello.

¿Qué es la celulitis?

La celulitis es una afección cutánea común e inofensiva, muy frecuente en las mujeres pero que afecta a todo tipo de personas. No se considera una enfermedad como tal, sino una alteración estética de la superficie de la piel.

También conocida como “piel de naranja”, la celulitis consiste en depósitos irregulares de grasa que se acumulan bajo la piel, formando hoyuelos y protuberancias en abdomen, caderas, glúteos y muslos. Puede hacer que la piel se vea con un aspecto arrugado y grumoso que no gusta a quienes lo padecen, aunque también puede provocar el estancamiento de la microcirculación y los líquidos.

¿Por qué ocurre la celulitis?

No está claro cuál es el auténtico origen de este tipo de celulitis inofensiva. Lo que sí se sabe es que afecta a unas estructuras con forma de cordones fibrosos que sujetan la piel al músculo y entre los que hay grasa; conforme se va acumulando más cantidad de grasa, ésta empuja la piel hacia arriba y los cordones tiran hacia abajo, creando hoyuelos que vuelven la superficie irregular.

También influyen otros factores como el estilo de vida, la genética, la edad o el peso, aunque la celulitis también puede afectar a gente joven y/o delgada. Del mismo modo, es más común en las mujeres debido a factores hormonales, que juegan un papel relevante en la aparición de la celulitis. Por eso el embarazo, el periodo premenstrual, la menopausia o el uso de anticonceptivos orales también pueden favorecer su desarrollo.

¿Por qué nos molesta la celulitis?

Vivimos en una sociedad obsesionada con la imagen física. Una sociedad que nos lanza constantemente mensajes sobre la belleza del cuerpo normativo, cuerpos imposibles que vemos en anuncios y revistas donde no hay ni un solo vello corporal, ni una sola línea de celulitis, ni una sola imperfección.

Esta imagen mitificada del cuerpo humano, y sobre todo del cuerpo de la mujer, ha creado inseguridades en muchas personas que consideran que no son bellas si tienen celulitis en su cuerpo. Por ello, muchas se avergüenzan de llevar pantalones cortos o faldas, así como ropa de baño en verano, para que no vean su celulitis.

La realidad es que cada cuerpo es un templo y todos ellos son igual de hermosos y únicos a su manera. Lo realmente importante es la salud, y esto se puede tener independientemente del tipo de cuerpo que la albergue. Sin embargo, si eliminar la celulitis va a ayudar a la persona a mejorar su salud mental, hay que respetar estos deseos.

Mitos sobre cómo eliminar la celulitis

Antes de hablar de algunos métodos útiles para eliminar la celulitis, conviene repasar algunos mitos sobre cómo eliminar la celulitis:

  • La celulitis y el peso están muy relacionados: si bien es un factor a tener en cuenta en la aparición de la celulitis, también existen personas delgadas que la padecen. La tendencia a sufrir celulitis es más genética, aunque una dieta saludable ayuda a mejorarla.
  • La celulitis es imposible de solucionar: aunque cuesta mucho eliminarla al 100%, algunos métodos son muy eficaces para controlar la celulitis.
  • La celulitis es cosa de mujeres: algunos hombres también padecen celulitis, si bien es cierto que representan un porcentaje mínimo. Esto se relaciona con una diferencia hormonal.
  • La celulitis desaparece bebiendo mucha agua: abusar del agua es perjudicial para combatir la celulitis, pues favorece la hinchazón y se satura el sistema linfático, que no puede drenar lo suficiente. Lo ideal es beber entre un litro y medio y dos litros de agua al día, así como ducharse con agua fría en las piernas.
  • La celulitis no mejora con la actividad física: el ejercicio tiene muy buenos beneficios en el tratamiento de la celulitis, ya que activa la circulación y elimina el exceso de líquidos. Además, también consume calorías y mantener un peso constante es esencial porque el efecto rebote perjudica seriamente el tejido cutáneo y favorece la flacidez.
¿Ya te marchas? Quédate y suscríbete para obtener

10% de descuento
en tu primera compra

Solicitar

Servicio

Puedes escribirnos a tina@realearthstories.es o rellenar este formulario y nos pondremos en contacto contigo.

El código de descuento para tu próxima compra es: 

SUBSCRIBE10

Gracias por suscribirte a nuestra newsletter