Cómo hacer cremas caseras con aceites vegetales

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin

¿Te has preguntado alguna vez qué lleva tu crema favorita? El olor es excelente y los resultados, también, pero ¿qué es realmente lo que te estás echando en la cara, el cuerpo y el cabello?

Puede que la respuesta te sorprenda, pero lo más sorprendente es que no tienes que depender de las cremas que venden en las tiendas. Puedes elaborar tu propia crema casera con productos naturales para ayudar a tu piel a sentirse mejor. Te contamos cómo hacer cremas caseras con aceites vegetales.

¿Qué es la cosmética natural?

La cosmética natural es aquella que se elabora con productos 100% naturales y que no utiliza derivados del petróleo como siliconas o parafinas. Además, se fabrica con procedimientos no contaminantes. Tampoco experimenta sus productos en animales.

Aunque es posible comprar productos de cosmética natural, es posible hacer cosmética natural en casa. Por ejemplo, con los ingredientes adecuados es posible elaborar cremas caseras con aceites vegetales. Son muy sencillas de hacer y tienen diferentes usos en cosmética y bienestar.

Beneficios de hacer cremas caseras en casa

Además del beneficio económico, las cremas caseras tiene otras ventajas:

  • Son amigables con el medio ambiente: las cremas caseras con aceites vegetales utilizan ingredientes 100% naturales que no dañan el medio ambiente.
  • Su efecto es duradero: los aceites vegetales tienen principios activos y otras propiedades que hacen que la piel reaccione mucho mejor y sus efectos sean más duraderos.
  • Son libres de conservantes: al estar elaboradas con aceites vegetales y productos naturales, las cremas caseras están libres de tóxicos, conservantes y aromas sintéticos.
  • No tienen efectos secundarios: al contrario que otros productos cosméticos no naturales, las cremas caseras con aceites vegetales resuelven el problema de los ingredientes químicos, evitando el enrojecimiento o la irritación.
  • No obstruyen la piel: como las cremas caseras están elaboradas con aceites vegetales y otros ingredientes naturales, la piel las tolera mucho mejor y, de hecho, se vuelve más activa.

¿Cómo hacer cremas caseras? Los distintos métodos

Existen dos métodos principales para elaborar cremas caseras con aceites vegetales: el baño maría y el mortero. Por lo general, siempre podremos acudir a uno de estos dos métodos, lo que facilita mucho el proceso de elaboración.

El método del baño maría permite cocer los ingredientes de la crema casera lenta y suavemente. Para ello, se cuecen en un recipiente con agua para que los ingredientes se cocinen con agua caliente. Lo más habitual es colocar un bol sobre una cazuela para conseguir una cocción suave y homogénea, aunque también se puede hacer en el horno.

El otro método es el mortero, un utensilio común en la cocina. Se colocan los ingredientes en el mortero sin llegar a más de un tercio de su capacidad y se muelen con la ayuda de un mazo. Este método requiere habilidad por parte de la persona que muele los ingredientes y su energía a la hora de moler será fundamental para elaborar correctamente la receta.

Recetas de cremas caseras que puedes hacer en casa

Existen varias cremas caseras que se pueden elaborar fácilmente en casa con aceites vegetales. En nuestra tienda encontrarás varios tipos de aceites vegetales con los que hacer estas cremas, que podrás aplicar en tu cara o en tu piel.

Esta es una crema casera que puedes elaborar con aceites vegetales con manteca de karité, aceite de argán y aceite de rosa mosqueta al baño maría:

  1. Calienta agua en una olla pequeña a fuego lento y pon un vaso de cristal dentro.
  2. Introduce en el vaso dos cucharaditas de manteca de manteca de karité.
  3. Espera a que se derrita a fuego lento, ya que el fuego fuerte puede disminuir las propiedades de la manteca.
  4. Cuando se derrita la manteca, añade poco a poco el aceite de argán y el aceite de rosa mosqueta, revolviendo hasta que se disuelvan.
  5. Remueve la mezcla y espera a que se funda la manteca con los aceites vegetales. Esto ocurrirá en pocos segundos.
  6. Saca el vaso de la olla con cuidado y mételo en la nevera. Al enfriarse, adquirirá la textura de una crema.

Puedes utilizar esta receta con otros aceites vegetales, como aceite de coco, aceite de jojoba o aceite de ricino. En nuestra tienda puedes comprar un pack con cuatro aceites prensados en frío y elaborados con ingredientes 100% naturales para elaborar tus cremas caseras o para tus rutinas de autocuidado.

¿Ya te marchas? Quédate y suscríbete para obtener

10% de descuento
en tu primera compra

Solicitar

Servicio

Puedes escribirnos a tina@realearthstories.es o rellenar este formulario y nos pondremos en contacto contigo.

El código de descuento para tu próxima compra es: 

SUBSCRIBE10

Gracias por suscribirte a nuestra newsletter