Cómo puede ayudar el Winner Flow durante el parto

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin

Si estás o has estado embarazada, seguro que has oído hablar del famoso Winner Flow, ese silbato que no silba y que sirve para ejercitar los músculos del abdomen y del suelo pélvico. Pero ¿es tan milagroso como lo pintan?

No vamos a desmitificar el mito porque no hay sino verdad en esas palabras: el Winner Flow es un dispositivo Flow muy útil durante este proceso que nos ayudará a recuperar la musculación rápidamente y, además, se convertirá en un aliado indispensable durante el parto. Sigue leyendo para averiguar cómo.

¿Por qué usar el Winner Flow durante el embarazo?

Entre los dispositivos Flow que se utilizan durante el embarazo, el parto y el postparto, el Winner Flow es, sin duda, el más conocido y utilizado. El Winner Flow ayuda a tonificar los músculos abdominales durante el embarazo, que se encuentran distendidos dado el volumen que ha adquirido el útero.

Otra ventaja del Winner Flow es que es muy fácil de usar. Es similar a un silbato y cualquier mujer puede utilizarlo durante el embarazo o en el parto si no sienten la necesidad de empujar, ya que el Winner Flow consigue un impulso potente y efectivo que ayuda al bebé  a bajar por el canal del parto.

¿Se puede usar el Winner Flow para empujar durante el parto?

Sí, se puede. De hecho, el Winner Flow es un gran aliado durante el parto, ya que permite bajar al bebé por el canal de parto de una forma fácil y efectiva.

¿Cómo ayuda el Winner Flow a agilizar el parto?

El Winner Flow ayuda a apoyar las contracciones del parto y guía la respiración para empujar al recién nacido durante el proceso, reduciendo así la necesidad de utilizar un fórceps o una ventosa, o de realizar una episiotomía.

Consejos para elegir un calibre correcto durante el parto

Como ya hemos mencionado, este dispositivo Flow es similar a un silbato. Si se observa, se puede apreciar que el Winner Flow tiene diferentes grados de resistencia que estarán relacionados con el calibre escogido. Estos grados van del 0 al 2,5.

Para habituarnos a la respiración y que ésta no sea excesiva, lo ideal es comenzar a utilizar el Winner Flow a 2,5 para empezar a practicar con los ejercicios respiratorios. Poco a poco, y a medida que vayamos acostumbrándonos al dispositivo Flow, iremos reduciendo la resistencia hasta alcanzar aquella en la que más cómodas nos encontremos.

Para utilizar el Winner Flow, basta con colocarlo horizontalmente en la boca, como si se tratada de un silbato: por la parte fina y sin modelo. Luego, con una respiración prolongada, iremos soplando mientras notamos cómo se activa la musculación abdominal y los músculos del suelo pélvico.

Como ves, el Winner Flow es un aparato que no tiene mayor misterio y que ofrece unos resultados impresionantes teniendo en cuenta su sencillez. Una vez lo pruebes, comprobarás que es un excelente aliado en el embarazo, en el parto y en el postparto.

Puedes hacerte con tu propio Winner Flow en nuestra tienda online, donde encontrarás este insuflador a un precio asequible. 

¿Ya te marchas? Quédate y suscríbete para obtener

10% de descuento
en tu primera compra

Solicitar

Servicio

Puedes escribirnos a tina@realearthstories.es o rellenar este formulario y nos pondremos en contacto contigo.

El código de descuento para tu próxima compra es: 

SUBSCRIBE10

Gracias por suscribirte a nuestra newsletter