¿Merece la pena hacer yoga facial?

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin

El yoga lleva décadas instalado en la cultura occidental como un tratamiento natural para alcanzar el bienestar físico y mental. Pero ¿sabías que también existen disciplinas de yoga específicas para zonas del cuerpo concretas?

Esto es lo que ocurre con el yoga facial, un tratamiento natural que te ayudará a conseguir una piel más tonificada y tersa en la zona del rostro y del cuello. Si quieres saber cómo recuperar la firmeza del rostro con el yoga facial, sigue leyendo.

¿Qué es el yoga facial?

El yoga facial es una técnica que utiliza ciertos estiramientos faciales, masajes y ejercicios de tonificación que ayudan a los músculos del rostro a mantener su elasticidad y fortaleza, recuperando así un aspecto más rejuvenecido.

Según la disciplina del yoga facial, el rostro tiene diferentes puntos de energía. Al ejercitarlos se mejora el crecimiento personal y físico, por lo que el yoga facial es una disciplina centrada en el bienestar mental y físico.

Beneficios del yoga facial

El yoga facial aporta una gran cantidad de beneficios al cuerpo, a la mente y, sobre todo, al rostro:

  • Combate la flacidez: al estirar la cara, el yoga facial activa los músculos del rostro y mejora la circulación de los vasos sanguíneos, lo que mejora el aspecto de la piel de forma visible.
  • Aporta más flexibilidad: un cutis terso permite no sólo atenuar, sino también eliminar arrugas. Para ello es importante trabajar la elasticidad de la piel, algo que se consigue combinando los ejercicios de yoga facial que se centran en estirar la piel de la cara con otros hábitos saludables, como hidratar la piel de forma tanto interna como externa.
  • Fortalece la musculatura facial y del cuello: si quieres saber cómo evitar la flacidez en la cara y el cuello, el yoga facial es la respuesta. El yoga facial ejercita los músculos del rostro y del cuello, lo que se traduce en una piel más tersa y, por lo tanto, menos flácida, pues la grasa también se reduce.
  • Estimula la circulación sanguínea del rostro: el yoga facial estimula la circulación de los vasos sanguíneos del rostro, haciendo que la piel se sienta y se vea más rejuvenecida gracias a su oxigenación.

¿Cómo se realiza el yoga facial? Ejercicios de yoga facial

El yoga facial se compone de multitud de ejercicios que ayudan a revitalizar el rostro. Estos son los principales tipos de ejercicios dentro del yoga facial, que se recomienda llevar a cabo durante 15 minutos, cinco veces por semana y con 15 repeticiones por ejercicio.

Yoga facial para la frente

La zona beneficiada de estos ejercicios será el tono muscular de la frente. Para realizar estos ejercicios, se deben colocar los dedos en la frente con un ligero movimiento hacia arriba para que los ojos se abran y, después, levantar las cejas varias veces seguidas sin provocar arrugas.

Yoga facial para los ojos

El yoga facial es muy beneficioso para la zona de los ojos. De hecho, se recomienda practicar yoga facial para párpados caídos, ya que estos ejercicios previenen las arrugas alrededor de los ojos y tersan esta zona de la piel, así como los párpados.

Para realizar estos ejercicios basta con mover los ojos de izquierda a derecha y de derecha a izquierda. Luego, se repite este movimiento, salvo que de abajo a arriba, garantizando que sólo se muevan los ojos y no la cara.

Yoga facial para pómulos y mejillas

Se dice que se puede practicar yoga facial para no tener cachetes, y es verdad: existen ejercicios de yoga facial especialmente orientados a las mejillas y los pómulos, para suavizar esta zona y recuperar su aspecto rejuvenecido.

Para realizar estos ejercicios basta con ejercer presión en los labios hacia el interior de la boca y luego, poner los dos dedos índice en ambas comisuras presionando ligeramente hacia fuera y hacia dentro. Esto ayudará a tonificar la musculatura y ejercitar la piel caída.

Otro método para tonificar y fortalecer la musculatura facial

La maderoterapia facial es un tratamiento de masaje no invasivo que igual que el yoga facial se centra en la cara y en el cuello, ayudando a fortalecer y tonificar la piel de esta zona. Lo hace con la ayuda de unas herramientas de madera especialmente diseñadas para este fin y tiene resultados optimos. Os dejamos un video abajo explicando los beneficios de la maderoterapia facial.

¿Ya te marchas? Quédate y suscríbete para obtener

10% de descuento
en tu primera compra

Solicitar

Servicio

Puedes escribirnos a tina@realearthstories.es o rellenar este formulario y nos pondremos en contacto contigo.

El código de descuento para tu próxima compra es: 

SUBSCRIBE10

Gracias por suscribirte a nuestra newsletter